El aliado

El castellano estaba amarrado con grilletes y cadenas. Tras su último intento de fuga para poner a salvo a su hermano, las medidas contra él se habían endurecido notablemente. Parte del castigo aún debía aplicarse en los siguientes días, y es que no había más remedio que repartir 2000 latigazos en varias jornadas.

Quiso el destino que un italiano renegado, recién ascendido a almirante de la flota turca, se fijara en el castellano. El almirante conocía días de gloria pero sabía lo que era la desesperación tras una adolescencia condenado a galeras. Decidió compartir parte de su fortuna con aquel preso destinado a recibir miles de azotes, así que ordenó liberarlo y se lo llevó con él a Constantinopla. Allí le contaría el ambicioso proyecto de construcción en el que se embarcaría proximamente de la mano del arquitecto más célebre del momento: Mimar Sinan.


Una vez más, @moigaren ha averiguado con la primera pista el personaje oculto de #Adivinencia4: Miguel de Cervantes. En efecto, Cervantes conoció a Kiliç Ali Pasha, quien ordenó construir en Estambul la mezquita que lleva su nombre entre 1578 y 1580. Aunque no hay pruebas concluyentes de ello, el investigador turco Rasih Nuri İleri parece haber encontrado el nombre de Miguel de Cervantes en el listado de trabajadores esclavos de la mezquita.

Anuncios

Acerca de José Antonio Bustelo

Ingeniero agrónomo y divulgador científico. Premio Prisma a la Divulgación 2004 y director de la Escuela de Literatura Científica Creativa.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s