Tema para julio: clima

Las buenas o malas historias pueden tener consecuencias insospechadas. A mediados de 1985, los científicos nos informaban, para nuestro estupor, que se había formado un agujero en la capa de ozono sobre el Polo Sur. Pronto se identificó a los responsables: los clorofluorocarbonos o CFC presentes en sistemas de refrigeración y como gas propelente en todo tipo de aerosoles. Tan pronto como dos años después, se firmó el Protocolo de Montreal en el marco del Convenio de Viena (uno de los tratados más exitosos de todos los tiempos, ratificado por 197 estados) para la reducción y posterior supresión de los CFC.

Al menos una parte del logro para conseguir reducir el agujero de ozono podría residir en que se trata de una gran historia. Aparece un desafío que debemos afrontar, se identifica al causante, todos aunamos esfuerzos para solucionarlo y colorín colorado. Sin embargo, el cambio climático no está teniendo tanto éxito en cuanto a ponernos de acuerdo sobre qué hacer y cuándo hacerlo. El cambio climático no es una buena historia porque:

  • No hay un patrón claro de causalidad. A los ciudadanos, por la confusión entre meteorología y clima, les parece un suceso más bien aleatorio.
  • No había un causante claro. Hasta hace poco aún se dudaba del origen antropogénico del cambio climático.
  • No está claro si llegamos a tiempo para solucionarlo o si es demasiado tarde.

crisis-climatica

En definitiva, un escenario confuso con un desenlace bastante incierto. De hecho, se ha propuesto cambiar la denominación a crisis climática para que sociedad y poder político entiendan que el futuro del clima, más que un serial televisivo, es un inquietante thriller.

Por eso, amig@s polivulgadores, os invitamos a escribir buenas historias relacionadas con aspectos científicos del clima, tanto del terrestre como del de otros planetas del Sistema Solar. Para ello, debéis publicar un tuit el día 15 de julio con el enlace a vuestro texto, el hashtag #PVclima y mención a @hypatiacafe. Os recordamos cuáles son los tipos de texto admitidos y os rogamos que tengáis en cuenta las reglas para el conteo de sílabas en poesía si optáis por escribir scikus.

En el planeta Urano, las regiones tropicales se encuentran en los polos mientras que en el ecuador se dan las temperaturas más gélidas. Un caso extremo que nos recuerda que las zonas climáticas a las que estamos habituados pueden desplazarse con resultados desconocidos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s