Tema de escritura para febrero: mujer y ciencia

30 de junio de 1973, 10:30 de la mañana. Cécile DeWitt-Morette espera pacientemente a que amaine la tormenta de arena. Bajo una temblorosa tienda en el oasis de Chingueti (Mauritania), ve el rostro de desesperación en los miembros de su equipo. Si la tormenta no cesa, todo estará perdido. Año y medio de preparación y 100.000 dólares invertidos no habrán servido para nada, y la próxima oportunidad tardaría 18 años en producirse. Pero el hecho es que, con tormenta o sin ella, a las 10 horas 45 minutos y 41 segundos el Sol se oscurecerá por el paso de la Luna en esa carambola cósmica que supone un eclipse total.

Sorprendentemente, al filo de las 10:36 la tormenta dejó de rugir. Con el ambiente aún cargado de arena en suspensión, Cécile vio cómo el disco oscuro comenzaba a invadir el círculo solar. No hay tiempo que perder. Todos salieron de la tienda para preparar el telescopio y el equipo fotográfico con los que capturar el excepcional suceso. Mientras Bryce ponía su pulgar sobre el cronómetro y Phil anotaba la temperatura del aire y la del telescopio, llegó puntual la fase de totalidad del eclipse; 5 segundos después, Cécile abrió el obturador del telescopio para la primera toma con una exposición de 30 segundos. La predicción de Einstein sobre la curvatura de la luz por efecto gravitatorio sería confirmada una vez más.

Cécile DeWitt-Morette junto al equipo de la expedición a Mauritania de 1973

Cécile DeWitt-Morette fue una mujer audaz en otras muchas ocasiones, como al embarcarse a principios de la década de 1950 en el proyecto de crear una escuela de verano en Les Houches (Alpes franceses) donde los estudiantes aprendiesen sobre la nueva física desarrollada durante y después de la Segunda Guerra Mundial. Hasta doce galardonados con el Premio Nobel salieron de esta escuela. Es por ello que esta intrépida investigadora abandera este año en Café Hypatia nuestra particular celebración del 11 de febrero, el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

Amigas y amigos polivulgadores, os invitamos a escribir un relato sobre cualquier aspecto que relacione a la mujer o a la perspectiva de género con la ciencia. Para ello debéis publicar el próximo 15 de febrero un tuit con el enlace a vuestro texto, el hashtag #PVmujerciencia y mención a @hypatiacafe. Os recordamos, sobre todo si participáis por primera vez, que podéis consultar los tipos de texto admitidos, así como las reglas para el conteo de sílabas en poesía si optáis por escribir scikus.

Parece ser que cuando se dirigían a Bryce DeWitt, el esposo de Cécile, solían llamarlo con frecuencia «Mr. Morette» haciendo uso del apellido de soltera de Cécile. Un afortunado episodio que es la excepción donde la visibilidad y el reconocimiento hacia una científica suele quedar oculto tras el apellido de un hombre.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s