Twitter y el divulgón

El eminente Ramón Margalef, el primer catedrático de Ecología que hubo en España, solía sospechar de toda ley biológica expresada en una fórmula de más de diez centímetros. Aunque en tono jocoso, la idea tiene fundamento. El éxito y la belleza de la ciencia residen, como afirmaba Jorge Wagensberg, en que busca la comprensión mediante compresión, es decir, busca aquella expresión concisa de un principio o ley natural que condense toda la complejidad del fenómeno que describe. Si la ley de gravitación universal otorgó buena parte de su fama a Isaac Newton, me aventuraría a decir que fue porque ilustra perfectamente esta idea.

De este modo, podemos considerar que hay géneros literarios más científicos que otros en la medida en que la representación es, de alguna manera, más compacta que lo representado. Así, un cuento es más científico que una novela, un poema más que un cuento y, por tanto, un aforismo, decía Wagensberg, es el género más científico de todos. Me atreveré a añadir otra forma literaria que empleamos en Café Hypatia y que anda a la par con el aforismo: el sciku. De hecho, no me cuesta imaginar al sciku como un aforismo en verso.

Vayamos al grano, pues nuestra intención es invitaros a escribir en Twitter sobre ciencia empleando la expresión elemental de divulgación científica: el divulgón, que hemos acuñado con la misma terminación que las partículas elementales (electrón, fotón, bosón). Para escribir un divulgón debemos componer un texto hiperbreve (sciku, un poema, un aforismo, una greguería o un microrrelato) relacionado/a con una noticia científica, la cual se enlaza o se cita en un retuit como en los siguientes ejemplos. Al final del texto añadiremos el hashtag #divulgón.

sciku2aforismopoema

gregueria

micro

Los días 1 recopilaremos los divulgones publicados cada mes en forma de momento de Twitter.

La tuiteratura científica busca nuevos autores y nos gustaría contar con tu participación. Únete a nuestro grupo de polivulgadores y escribe con nosotros.